Live from Australia Episodio 5 “No son vacaciones”

 

P1000440

Una semana o dos no es gran cosa, un mes se puede pasar bastante rápido, pero después de este tiempo, el estar en una ciudad distinta a la que has vivido toda tu vida deja de ser una vacación y se tiene que aprender a vivir realmente.

Y es que es así como me sucedió, a pesar de que desde mi primer día en Melbourne empecé a buscar casa y a las 2 semanas ya estaba en la universidad, el primer mes se paso como si fuera poco más que una vacación, conociendo todo, pasando los días recorriendo la ciudad, despertándose temprano para aprovechar al máximo el día y bueno, lo que uno suele hacer cuando está de vacaciones.

Pero sin darse cuenta, después de 1 mes, las cosas empiezan a cambiar y uno empieza a vivir realmente y a definir sus rutinas tal como si estuviera en casa, lo que era raro deja de serlo… un poco… y ya todo es mucho más normal.

Lo de despertarse temprano paso a la historia, especialmente tomando en cuenta que mis clases son en la tarde, ya no despierto para recorrer la ciudad y conocer lo que no conocía, tampoco salgo diariamente y no me importa pasar un día completo encerrado, a veces hasta cae bien, especialmente para mi cartera.

Hablando de eso, una de las principales cosas a las que hay que acostumbrarse es a los precios y a la moneda. Es inevitable convertir todo lo que compras a pesos durante los primeros días pero en verdad no es tan buena idea, por que los precios en Melbourne no son nada parecidos a los de México, la vida aquí es bastante cara, por nombrar algunos ejemplos:

Botella de agua: 3 dólares

Botella de Bacardi Blanco: 32 dolares

Six pack de cerveza: 15 dolares

Bolsa de papas fritas: 2.50 dolares

Así que si convertimos a pesos tomando en cuenta un promedio de 11 pesos por dólar australiano podrán darse cuenta que las cosas aquí son bastante más caras que en México, así que sin perder el piso con mis gastos, he tenido que aplicar la filosofía de <<El que convierte no se divierte>> y aprender a gastar un poco más en algunas cosas y ahorrarse lo más posible en otras. Definitivamente aprender a gastar y a ahorrar es un punto importante en el proceso de acostumbrarse a vivir aquí.

Sin embargo a 78 días de mi regreso programado a México, empieza una nueva etapa en la vida aquí, ya no siento estar de vacaciones como al principio, pero el simplemente vivir aquí empieza a quedarse atrás, es hora de aprovechar los últimos días de mi viaje de estudios para conocer, viajar y hacer lo que no podre volver a hacer en mucho tiempo… o tal vez nunca más.

Esta semana Salí de Melbourne por primera vez para ir al Valle de Yarra a los viñedos a probar vinos y la próxima semana tengo programadas algunas excursiones a lugares cercanos, pero en poco menos de un mes empieza lo bueno. Tengo programado un viaje a Tasmania, a recorrer la naturaleza y por qué no, una de las cervecerías más importantes y antiguas de Australia.

En cuanto a la universidad, no queda mucho, 3 semanas más de clases, exámenes y después de estos la East Coast, así que como pueden ver, empezare a dejar de vivir un poco y a turistear un poco más en estos días.

Así que veremos cómo me trata esta ciudad en estos últimos 2 meses, y yo les cuento para la próxima :D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: