Live from Australia Episodio 7 “El Gran Camino del Oceano”

Aun no he podido publicar lo último que escribí sobre mi viaje a Australia y ya estoy escribiendo más, así que seguramente con esta actualización del blog verán 2 o tres entradas nuevas de un jalón, cosa que no hago regularmente pero que me he visto obligado a hacer. Mi intención era relatar las cosas como iban pasando, sin embargo he tenido poco acceso a internet en las últimas semanas desde que deje mi casa y empecé a viajar así que escribo las entradas offline esperando a tener un rato de internet para poderlas subir al blog.

Después de esta breve introducción a mi situación actual, es hora de entrar en el tema de esta entrada. Uno de los lugares que SE TIENEN QUE VER si vives o visitas Melbourne, me refiero al Great Ocean Road.

Tiene un nombre muy bonito, pero finalmente el great ocean road no deja de ser solo un camino que va costeando hacia el oeste de Victoria y, aunque todos hablaban de él y tuvimos planes de ir desde que llegue a Melbourne, siempre me pregunte qué tiene de divertido o por que es tan relevante un camino que va junto al océano.

Ahora que hice el viaje puedo responderme a esa pregunta y básicamente la respuesta es… no mucho.

Pero eso no significa que el viaje no valiera la pena, de hecho fue de los mejores dentro de victoria. Gran parte del camino el paisaje no va a cambiar, solo se puede ver carretera, mar y algunos acantilados que se ven bonitos. Aun así no valen ni para la foto, pero más o menos a la mitad del viaje las cosas empiezan a ponerse mejor. Hay algunas poblaciones que se cruzan por el GOR como Lorne, un pueblo de surf y playa bastante pintoresco en el cual no hicimos parada pero puede que valga la pena.

Donde sí hicimos parada fue más adelante en Apollo Bay otro pueblo con playa y muy pocas otras cosas que hacer, entre las cuales esta dormir, para lo cual llegamos a un pequeño hostal de máximo unas 25 personas. El hostal no es nada lujoso, de hecho es una vieja casa adaptada, con juegos de mesa que datan de los años 80 y en general no en muy buenas condiciones. Aun asi los cuartos estaban bastante decorosos, pero lo mejor de todo fue el ambiente que ahí encontramos.

Para cenar hicimos un pequeño asado en el pequeño jardín del hostal y, para acompañarlo un carton de cervezas. Cuando terminamos de cenar entramos a la sala común a seguir dándole a nuestro carton de cheves y a jugar trivia (maratón en México) que incluía preguntas de países que ya no existen como la URSS, solo como una muestra de lo antiguo que era. Poco a poco la demás gente en el hostal empezó a participar y en un rato mas todos los huéspedes eran parte del juego que poco después termino pero dio pie a una noche bastante divertida hablando con gente de Australia y varias partes de Europa.

Más tarde ya en la madrugada fuimos a dormir. Y a seguir con nuestro recorrido por el GOR.

Lo que siguió fue la mejor parte del GOR y la razón por la cual vale la pena. Fuimos a ver varias formaciones rocosas en la orilla del camino que son un buen espectáculo natural y finalizamos con la más famosa de todas, conocida como los 12 apóstoles que son nada más y nada menos que rocas en el océano, pero que vistas juntas hacen un bonito paisaje.

Ahí termino el viaje y regresamos a Melbourne por una carretera más nueva por la que hicimos menos tiempo pero que es mucho menos espectacular.

Y ese fue el ultimo de mis viajes cortos, después de esto empezó lo bueno, mi viaje de 20 días por la costa este. Pero eso ya lo dejo para la próxima entrada. J

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: