Live from Australia Episodio 8 “La Costa Este”

diciembre 27, 2009

Los examines terminaron y eso que nos había atado a la ciudad de Melbourne durante 4 meses ya no existía, así que era la hora de dejar el departamento que nos dio alojamiento durante este tiempo y empezar nuestra corta vida nómada recorriendo Australia, o al menos una pequeña parte de este país con una maleta en la espalda y un boleto de tren ilimitado entre Melbourne y Brisbane.

Nunca antes había subido a un tren para viajar distancias largas, a decir verdad los únicos trenes a los que había subido en mi vida eran los trenes suburbanos en los que me movía dentro de Melbourne, pero esta experiencia fue bastante buena. Si bien los trenes de Country Link que operan en estas rutas no son los mejores trenes que hay en Australia, en cuanto a comodidad (hablando claro de clase económica) estoy seguro que no hay mejor transporte que un tren. Los sillones reclinables tipo butaca son amplios y el espacio al frente es suficiente para ir cómodo. Está disponible el carro buffet casi a todas horas y hay servicio de comida, desayuno y cena, claro, todo con un costo. El único pero de viajar de esta forma son los tiempos. Australia es un país grande, 4 veces más grande que México y recorrer aunque sea una pequeña parte te va a llevar mucho tiempo si no lo haces volando.

Aproximadamente 7 horas nos tomo llegar a la primera parada de nuestro viaje: Canberra. Poco conocida y opacada por las grandes ciudades de la costa, esta ciudad planeada para estar en un punto medio entre Sydney y Melbourne es la capital de Australia y básicamente no hay nada que hacer ahí.

Pero eso no significa que no valiera la pena la parada, a decir verdad Canberra es una ciudad muy bonita, bien planeada, muy moderna y lo mejor que se puede hacer ahí es visitar el parlamento, el War Memorial y los monumentos que ahí están. No es para estar más de 2 días, pero vale la pena verla.

Y es ese justo el tiempo que nosotros estuvimos antes de partir hacia Sydney en otro viaje de aproximadamente 7 horas. Sydney, es la ciudad más grande e importante de Australia y un punto turístico imperdible. Esta ciudad fue en la que más tiempo pasamos con un total de 5 días viviendo en el hostal Base Backpackers con una excelente ubicación dentro de la ciudad.

Los puntos más interesantes de esa ciudad son los muy conocidos Harbour Bridge y la Opera House, pero hay mucho más que ver ahí como Manly o Bondi y ya un poco más a las afueras de esta ciudad están las blue mountains donde también pase un día viendo hermosos paisajes y mas naturaleza.

El siguiente punto en nuestro viaje fue 11 horas al norte de Sydney en lo que es el punto más al este de Australia, Byron Bay. Un pequeño pueblo muy coqueto con hermosas playas, hermosas mujeres en bikini y buena fiesta. Definitivamente un lugar que me encanto así como también me encanto nuestro siguiente destino: Gold Coast, específicamente Surfers Paradise que es una ciudad de playa muy turística con mucha vida nocturna y buen ambiente en general. Estando ahí también tuvimos la oportunidad de ir al parque acuático Wet’n’Wild. Nunca había ido a un parque como este pero la verdad es que me encanto, pasamos un excelente día ahí.

El último punto en nuestro recorrido fue Brisbane, otra gran ciudad de Australia, más chica que Melbourne o Sydney, pero definitivamente más moderna y muy bien hecha, lo más relevante de esa ciudad fue el santuario de koalas donde tuve la oportunidad de cargar a uno de estos simpáticos animales.

El regreso si fue una cosa de locos, ya que habíamos llegado hasta ese punto, el tramo de regreso hasta Melbourne no tomo 31 horas en total, una verdadera locura, incluso consideramos comprar un boleto de avión, pero decidimos ahorrarnos ese gasto y nos echamos el maratónico tramo en tren.

Ese fue el último viaje que hice en Australia, al volver a Melbourne afortunadamente conseguí hospedaje con unos amigos Brasileños con quienes estoy verdaderamente agradecido porque me ahorraron muchos dólares en hostales.

Y lo único que quedo después, fue esperar a la fecha de mi regreso a Puebla.

 

Live from Australia Episodio 7 “El Gran Camino del Oceano”

diciembre 15, 2009

Aun no he podido publicar lo último que escribí sobre mi viaje a Australia y ya estoy escribiendo más, así que seguramente con esta actualización del blog verán 2 o tres entradas nuevas de un jalón, cosa que no hago regularmente pero que me he visto obligado a hacer. Mi intención era relatar las cosas como iban pasando, sin embargo he tenido poco acceso a internet en las últimas semanas desde que deje mi casa y empecé a viajar así que escribo las entradas offline esperando a tener un rato de internet para poderlas subir al blog.

Después de esta breve introducción a mi situación actual, es hora de entrar en el tema de esta entrada. Uno de los lugares que SE TIENEN QUE VER si vives o visitas Melbourne, me refiero al Great Ocean Road.

Tiene un nombre muy bonito, pero finalmente el great ocean road no deja de ser solo un camino que va costeando hacia el oeste de Victoria y, aunque todos hablaban de él y tuvimos planes de ir desde que llegue a Melbourne, siempre me pregunte qué tiene de divertido o por que es tan relevante un camino que va junto al océano.

Ahora que hice el viaje puedo responderme a esa pregunta y básicamente la respuesta es… no mucho.

Pero eso no significa que el viaje no valiera la pena, de hecho fue de los mejores dentro de victoria. Gran parte del camino el paisaje no va a cambiar, solo se puede ver carretera, mar y algunos acantilados que se ven bonitos. Aun así no valen ni para la foto, pero más o menos a la mitad del viaje las cosas empiezan a ponerse mejor. Hay algunas poblaciones que se cruzan por el GOR como Lorne, un pueblo de surf y playa bastante pintoresco en el cual no hicimos parada pero puede que valga la pena.

Donde sí hicimos parada fue más adelante en Apollo Bay otro pueblo con playa y muy pocas otras cosas que hacer, entre las cuales esta dormir, para lo cual llegamos a un pequeño hostal de máximo unas 25 personas. El hostal no es nada lujoso, de hecho es una vieja casa adaptada, con juegos de mesa que datan de los años 80 y en general no en muy buenas condiciones. Aun asi los cuartos estaban bastante decorosos, pero lo mejor de todo fue el ambiente que ahí encontramos.

Para cenar hicimos un pequeño asado en el pequeño jardín del hostal y, para acompañarlo un carton de cervezas. Cuando terminamos de cenar entramos a la sala común a seguir dándole a nuestro carton de cheves y a jugar trivia (maratón en México) que incluía preguntas de países que ya no existen como la URSS, solo como una muestra de lo antiguo que era. Poco a poco la demás gente en el hostal empezó a participar y en un rato mas todos los huéspedes eran parte del juego que poco después termino pero dio pie a una noche bastante divertida hablando con gente de Australia y varias partes de Europa.

Más tarde ya en la madrugada fuimos a dormir. Y a seguir con nuestro recorrido por el GOR.

Lo que siguió fue la mejor parte del GOR y la razón por la cual vale la pena. Fuimos a ver varias formaciones rocosas en la orilla del camino que son un buen espectáculo natural y finalizamos con la más famosa de todas, conocida como los 12 apóstoles que son nada más y nada menos que rocas en el océano, pero que vistas juntas hacen un bonito paisaje.

Ahí termino el viaje y regresamos a Melbourne por una carretera más nueva por la que hicimos menos tiempo pero que es mucho menos espectacular.

Y ese fue el ultimo de mis viajes cortos, después de esto empezó lo bueno, mi viaje de 20 días por la costa este. Pero eso ya lo dejo para la próxima entrada. J

Live from Australia Episodio 6 “Tasmania”

diciembre 15, 2009

Después de la larga pausa en mis actualizaciones sobre mi viaje de estudios a Melbourne Australia vuelvo a escribir. Me he encontrado con un tiempo para hacerlo ya que mis clases terminaron hace ya casi un mes y mi último examen fue hace exactamente una semana, razón por la cual ya deje Melbourne, y en este momento escribo desde un hostal en Sydney, pero hay mucha historia que contar antes de llegar a donde ahora estoy, así que empezare por lo sucedido hace 1 mes…

Mis clases habían terminado y era tiempo de prepararse para mis 3 exámenes, la universidad pensando en eso nos da una semana de estudio, pero yo decidí que en vez de estudiar me iría a Tasmania, al sur de Melbourne, Victoria.

Ya que durante mi tiempo estudiando en Melbourne prácticamente no había dejado la ciudad, lo único que conocía de Australia era una gran ciudad, pero no había visto aun la Australia que todos conocemos por la televisión, (además de la casa de ópera de Sydney) la Australia natural, canguros, koalas, walabees, wombats, demonios de Tasmania y todos esos animales que son únicos de esta región.

Así que, al terminar clases, tres amigas, un amigo y yo emprendimos un viaje hacia Tasmania por el módico precio de 56 dólares el boleto de avión redondo, un verdadero regalo.

Pasamos 3 noches ahí, viviendo en hostales en ciudades distintas de la isla. Llegamos a Hobart, capital del estado y pasamos una noche ahí, pero temprano en la mañana salimos a recorrer la costa este de la isla empezando por Port Arthur, una ex-prisión inglesa en ruinas que es una verdadera belleza y definitivamente un must de la isla.

Nuestro siguiente punto fue Coles Bay, un parque nacional increíble, subimos y bajamos montañas (o lo que quiera que hayan sido) hasta llegar a Wineglass Bay, una de las más bellas del mundo.

Ya cansados por las actividades del día, manejamos hasta St Helens en el noreste de la isla por carreteras oscuras, sin iluminación alguna y llenas de walabees, wombats y demonios de Tasmania atropellados y no me pregunto por que, pues nosotros estuvimos a centímetros de matar a un walabee en el camino quien salto delante del coche como suicida de metro, pero la rápida reacción del conductor, le salvo la vida (y nuestro coche).

Pase una terrible noche ahí pues el hostal no era de lo mejor y me toco dormir en un catre de lo mas incomodo y desgraciadamente no pude compensar mis horas de sueño en el coche cuando manejamos en dirección al parque nacional de Cradle Mountain al otro día.

Fue un viaje largo pero valió la pena, Cradle Mountain es de los lugares más bellos en los que he estado, paisajes increíbles y un recorrido cansado pero interesante donde tuve la oportunidad de ver wombats y wallabees en su ambiente natural.

Nuestra última noche la pasamos en un hostal en la montaña el cual hasta ahora ha sido el mejor en el que me he quedado desde mi llegada a Australia. Después de descansar muy bien ahí, salimos temprano en dirección a Hobart para tomar nuestro avión de regreso.

Afortunadamente el avión salía hasta en la noche, así que al llegar a Hobart teníamos muchas horas para conocer la ciudad ya que no tuvimos la oportunidad de hacerlo el primer día. La ciudad está bastante…. normal, no hay muchas cosas interesantes que hacer a excepción del tour por una de las cervecerías más antiguas de Australia, la Cascade Brewery donde no solo conocimos el proceso de hacer la cerveza si no que tuvimos el gusto de probar varias de estas.

Asi termino nuestro recorrido por la ciudad, sin embargo este es solo el inicio de mis viajes de fin de semestre, pero no escribiré de todos ellos en un solo post, mas adelante verán a donde más me he metido en este penúltimo mes en Australia y a donde iré en mis últimos 20 días de este lado del mundo.

 

Directamente proporcional

octubre 21, 2009

” Cuanto mas interesante se vuelve tu vida, menos posteas”

Jorn Barger, pionero de la blogosfera

Via Ya me gustaria

La Ciudad de las Ideas 2009

octubre 6, 2009

Aunque en este año por cuestiones de distancia no me será posible asistir, todos aquellos que vivan en México, este evento es algo que no se pueden perder. Es una excelente oportunidad para dejar los prejuicios y las ideas con las que hemos crecido y escuchar directamente de las mentes mas brillantes de este planeta ideas diferentes, innovadoras e incluso peligrosas,pensamientos que ayudan a que el mundo progrese y nos logremos desprender de algunas ideas que arrastramos desde hace siglos.

El evento será del 6 al 8 de noviembre de 2009 en el complejo cultural universitario de la BUAP, junto al Tec de Monterrey en la ciudad de Puebla, no conozco exactamente el costo de los boletos, pero generalmente sonbastante caros, enfocados a empresarios o gente que puede pagar mas de20mil pesos por ellos, sin embargo, la mitad de los boletos en esta clase deeventos se regala a atravez de concursos por muchos medios, asi que les recomiendo buscar la convocatoria en su universidad o preparatoria donde seguramente se les dará la oportunidad de ganar alguno de estos boletos o buscar online vía alguno de los patrocinadores del evento la forma de ganar un boleto.

Les dejo el video de La Ciudad de las Ideas 2009

La Ciudad de las ideas 2009

Live from Australia Episodio 5 “No son vacaciones”

septiembre 28, 2009

 

P1000440

Una semana o dos no es gran cosa, un mes se puede pasar bastante rápido, pero después de este tiempo, el estar en una ciudad distinta a la que has vivido toda tu vida deja de ser una vacación y se tiene que aprender a vivir realmente.

Y es que es así como me sucedió, a pesar de que desde mi primer día en Melbourne empecé a buscar casa y a las 2 semanas ya estaba en la universidad, el primer mes se paso como si fuera poco más que una vacación, conociendo todo, pasando los días recorriendo la ciudad, despertándose temprano para aprovechar al máximo el día y bueno, lo que uno suele hacer cuando está de vacaciones.

Pero sin darse cuenta, después de 1 mes, las cosas empiezan a cambiar y uno empieza a vivir realmente y a definir sus rutinas tal como si estuviera en casa, lo que era raro deja de serlo… un poco… y ya todo es mucho más normal.

Lo de despertarse temprano paso a la historia, especialmente tomando en cuenta que mis clases son en la tarde, ya no despierto para recorrer la ciudad y conocer lo que no conocía, tampoco salgo diariamente y no me importa pasar un día completo encerrado, a veces hasta cae bien, especialmente para mi cartera.

Hablando de eso, una de las principales cosas a las que hay que acostumbrarse es a los precios y a la moneda. Es inevitable convertir todo lo que compras a pesos durante los primeros días pero en verdad no es tan buena idea, por que los precios en Melbourne no son nada parecidos a los de México, la vida aquí es bastante cara, por nombrar algunos ejemplos:

Botella de agua: 3 dólares

Botella de Bacardi Blanco: 32 dolares

Six pack de cerveza: 15 dolares

Bolsa de papas fritas: 2.50 dolares

Así que si convertimos a pesos tomando en cuenta un promedio de 11 pesos por dólar australiano podrán darse cuenta que las cosas aquí son bastante más caras que en México, así que sin perder el piso con mis gastos, he tenido que aplicar la filosofía de <<El que convierte no se divierte>> y aprender a gastar un poco más en algunas cosas y ahorrarse lo más posible en otras. Definitivamente aprender a gastar y a ahorrar es un punto importante en el proceso de acostumbrarse a vivir aquí.

Sin embargo a 78 días de mi regreso programado a México, empieza una nueva etapa en la vida aquí, ya no siento estar de vacaciones como al principio, pero el simplemente vivir aquí empieza a quedarse atrás, es hora de aprovechar los últimos días de mi viaje de estudios para conocer, viajar y hacer lo que no podre volver a hacer en mucho tiempo… o tal vez nunca más.

Esta semana Salí de Melbourne por primera vez para ir al Valle de Yarra a los viñedos a probar vinos y la próxima semana tengo programadas algunas excursiones a lugares cercanos, pero en poco menos de un mes empieza lo bueno. Tengo programado un viaje a Tasmania, a recorrer la naturaleza y por qué no, una de las cervecerías más importantes y antiguas de Australia.

En cuanto a la universidad, no queda mucho, 3 semanas más de clases, exámenes y después de estos la East Coast, así que como pueden ver, empezare a dejar de vivir un poco y a turistear un poco más en estos días.

Así que veremos cómo me trata esta ciudad en estos últimos 2 meses, y yo les cuento para la próxima :D.

Live from Australia Episodio 4 “Desconectado”

agosto 30, 2009

Ha pasado ya un mes sin que actualize este sitio, pero el titulo de este capitulo es la razon de mi tardanza. Veran, mi computadora habia estado fallando continuamente desde hace algunos meses. A veces como que no queria prender, pero 2 o 3 intentos despues lo lograba y sin ningun problema, de hecho tenia poco de haberle instalado Windows 7 y la verdad es que estaba funcionando mejor que nunca, pero despues de 3 semanas de haber llegado a Australia, justo cuando nos habiamos mudado a nuestro departamento, la tragedia ocurrio… mi computadora nunca mas volvio a prender.

Asi que estaba en un pais desconocido, a miles de kilometros de mi casa, con gente que no conozco y con mi unico medio de comunicacion muerto. asi que para pronto decidi llevarla a reparar a un lugar que vi cerca de mi departamento. Como aqui todo es un robo, no se me hizo raro que solo la revision me costara 40 dolares, pero que mas podia hacer, necesitaba reparar mi computadora lo antes posible.

Un dia despues de dejarla a revision, me hablaron para darme las malas noticias: mi tarjeta madre estaba muerta y reparar la computadora me costaria aproximadamente 800 dolares, cosa que por supuesto yo no estaba dispuesto a pagar. en la misma tienda me dijeron que probablemente seria mejor buscar una nueva computadora o una de segunda mano por que la mia estaba muy muerta.

Asi que inicie mi busqueda por una computadora, tenia en mente buscar una netbook, algo que fuera suficiente para mis tareas mas basicas y que ademas me daria mas movilidad que mi portatil, pero no descarte el buscar una notebook de segunda mano. Sobre una calle en el centro de melbourne hay unas tiendas donde venden computadoras usadas, pero en realidad no encontre nada que me fuera util y pensandolo mejor, creo que si iba a hacer un gasto importante en una computadora mas vale que esta fuera nueva y con garantia.

Asi que me enfoque en buscar una netbook, me di vueltas por toda tienda de tecnologia que veia y practicamente todas las opciones eran lo mismo: mismo procesador, misma pantalla, mismo sistema operativo, mismo ram y diferente marca y color, ademas todas rondaban los 600 dolares. Pero finalmente mi busqueda dio frutos y en una tienda encontre una MSI Wind U100+ en $585 dolares, el precio era mas o menos el mismo que las otras computadoras pero tenia un mejor procesador y me regalaban el upgrade a 2gb en Ram, asi que esa fue la opcion que mas me gusto, compre esa computadora y gracias a eso ya no estoy desconectado y puedo seguir con mi tarea de documentar mi actividad en Melbourne entre otras cosas.

u100_black_1_zoom_39319__53418

El inconveniente es que mi teclado no tiene “ñ” y que voy a tener que usar un adaptador para la clavija del cargador cuando regrese a mexico, pero es lo de menos, ya aprendi a lidiar con el problema del teclado de manera efectiva y lo de la clavija no me preocupa mucho.

Ahora me debo acostumbrar a vivir con una netbook y pensar que tal vez en un futuro no muy lejano, cuando regrese a mexico pueda comprarme una desktop que me sirva para cosas que no puedo hacer en mi netbook, como usar programas de diseño, juegos y otras cosas.

Por ahora estoy bien asi.

Live from Australia Episodio 3 “Homeless”

julio 24, 2009

Desde el origen de nuestros planes de viaje, nunca tuvimos contemplado el vivir en la residencias de la universidad por varias razones. Primero, el que queríamos tener mas libertad, segundo por que están horribles y ahora que los conocemos lo confirmamos y tercero, por que siendo 2 los que íbamos, nos pareció que seria simple encontrar un departamento barato que compartir. No fue tan simple.

Como ya lo podrán haber leído en los episodios anteriores, llegamos a vivir a un hostal bastante decoroso, pero obviamente el plan no era quedarnos a vivir aquí 6 meses. Por mas bonito que pueda estar el hostal, para un periodo de tiempo prolongado, necesitábamos mas privacidad y un lugar donde organizar nuestras cosas, sin salas ni baños comunes y esas cosas.

La intención de llegar al hostal era tomarnos una semana en encontrar un depa y después cambiarnos, pero las cosas no fueron tan fáciles. En un país del que nada sabemos y poco tiempo llevamos la única herramienta que teníamos para buscar era internet y, aunque antes de llegar se veían muchas opciones, amuebladas, a buen precio, cuando llegamos y empezamos a hablar resulto que las cosas no son como las pintan. mucho no existían, otros eran intentos de estafas, otros ya estaban rentados y bueno.

Pero el principal problema que tuvimos es que el presupuesto que habíamos estimado con las búsquedas en internet era bastante mas bajo que lo que en realidad se requería para encontrar un lugar como lo que queríamos.

Las rentas en Melbourne son muy caras y, no lo digo solo yo, en el hostal hemos conocido mucha gente en la misma posición que nosotros, provenientes de países como Alemania o Inglaterra y que nos han comentado que la renta aquí es mucho mas cara que en sus países.

Nuestra búsqueda empezó con departamentos especiales para estudiantes, cerca del centro, lugar ideal, muy bonitos y… fuera de nuestro presupuesto, como prácticamente todo lo que vimos.

En nuestra desesperación llegamos a considerar que era necesario subir nuestro presupuesto por que las cosas no eran como pensábamos, e incluso fuimos a las residencias de la universidad que si se ajustaban a nuestro precio pero, ya no había lugar.

Nos quedaban escasos 2 días en el hostal, y nosotros no teníamos nada, a punto estuvimos de reservar uno de estos depas para estudiantes que excedían nuestro presupuesto en mas de 200 dólares al mes. ya nos estaba entrando el stress y la desesperación por eso.

Pero después de hablar con nuestra familia en México, y consultar presupuestos y mas, decidimos tomar las cosas con calma, pagar una semana mas de hostal y seguir en nuestra búsqueda de un lugar para vivir.

Fue entonces cuando nuestras roomies inglesas nos hablaron de un lugar llamado Jacksons Apartments en la región de St Kilda, a 20 minutos de la ciudad y a 10 de la playa.

No era un complejo de departamentos, eran muchos departamentos regados por esa zona y tenían 2 disponibles en ese momento.

Nos mostraron el primero, el cual tenia todo lo que necesitábamos, cocina, cuarto de tele, dvd, cuarto con 2 camas, pero la verdad estaba bastante feito.

Nos mostraron el segundo, el cual se desocuparía una semana después y que estaba mucho mas decoroso, nada lujoso pero tenia todo lo necesario para nosotros y la renta era exactamente el presupuesto original que teníamos pensado. incluía todos los servicios menos internet :S.

paso uno o 2 días después de que los vimos para que después de una tranquila búsqueda posterior nos decidiéramos a rentarlo. y así fue, el día de ayer hicimos el deposito y nos mudaremos el próximo jueves.

depa

Eso si, ese depa tiene el detalle de que hay un segundo cuarto que actualmente esta desocupado, así que será todo para nosotros, pero cabe la posibilidad de que en un determinado momento lleguen mas compañeros de departamento, cosa que la verdad no nos importa.

Aun no nos mudamos, pero creo que hicimos una muy buena elección con el departamento y me da gusto que no hayamos tomado una decisión precipitada en nuestros momento de desesperación que nos llevara a gastar mas dinero de lo que teníamos pensado de forma innecesaria ya que ahora tendremos la posibilidad de dedicarle mas presupuesto a otras cosas y no a pagar altas cuentas de vivienda.

En cuanto al internet, aquí en Melbourne las compañías de celulares tienen muy buenos planes de mobile broadband por prepago o por contrato sin tiempo mínimo, así que lo resolveremos fácilmente.

Así que aunque nunca fuimos oficialmente homeless por que afortunadamente nos apuramos para reservar el hostal una semana mas, fueron momentos difíciles el no tener ni idea de que hacer cuando los planes y presupuestos no se ajustaban a la realidad, pero ahora que tenemos eso resuelto, me alegro de haber sido paciente en la búsqueda.

Live from Australia Episodio 2 “Llegando a Melbourne”

julio 23, 2009

Era un frio día de invierno en Melbourne, el aire soplaba muy fuerte y el sol parado en la posición de medio día nos daba la bienvenida a este lejano país. A pesar de haber dormido varias horas en el avión, el cansancio nos agobiaba después de 42 horas de viajes, esperas, revisiones de seguridad y paseos.

Una camioneta enviada por la universidad nos recogió a mi y a otras personas, la mayoría de ellas asiáticas, güero mi compañero y una mexicana mas. la primera en llegar a su destino, las villas de estudiantes de la universidad fue nuestra compatriota y, afortunadamente nosotros fuimos los segundos, no sin antes tener una extraña platica con el bizarro conductor que empezó en el tema de los cigarros australianos y termino en Barack Obama o algo así.

Llegamos al hostal, el cual tiene una excelente ubicación, metido en la principal calle de Melbourne llamada “Swanson” y casi en esquina con otra de las mas importantes y lugar donde se encuentra la principal estación de tren de la ciudad “Flinders”.

En mi experiencia, nunca había estado hospedado en un hostal, y después de registro y todo eso, llegamos a nuestro cuarto, el cual en el momento estaba desocupado, pero se veían las cosas de los demás ocupantes del cuarto regadas por ahí, y no sabíamos ni que hacer. no sabíamos donde dejar nuestras cosas, que podía pasar o que no, con que clase de gente viviríamos ni nada. nos sentimos aun mas desubicados de lo que ya estábamos y también, ligeramente incómodos.

Pero no teníamos de otra, había que adaptarse, así que hicimos lo que los demás, dejamos las maletas con un poco de desconfianza, apartamos nuestras camas y fuimos a dejar las maletas de las laptops a resguardo en la recepción. teníamos también la intención de tomar un baño después de la maratónica jornada de viaje, pero el baño estaba en plena limpieza, así que decidimos posponerlo.

En un país nuevo, del otro lado del mundo, en pleno invierno y completamente diferente a México, decidimos que era buena idea ir a buscar y conocer nuestra universidad. no fue tan sencillo como pensamos.

Después de un breve explicación por parte de la gente en la recepción del hostal, mas o menos entendimos como funcionaban los trenes en la ciudad, así que fuimos a la estación, preguntamos un par de cosas, compramos un pase que resulto durar para todo el dia y tomamos el primer tren que se dirigía a “Footscray”, nuestro campus se llama Footscray Park así que pensamos que nos dejaría cerca. y afortunadamente así fue, pero aun así tuvimos que caminar unos 20 minutos guiados por letreros oportunamente colocados hasta llegar a nuestro destino.

P1000200

Conocimos el campus, preguntamos un par de cosas en la oficina de estudiantes internacionales, nos regalaron un chip para nuestro celular y ya, no fue gran cosa. pero la universidad me gusto mucho, tiene instalaciones muy bonitas, un gimnasio envidiable, los salones y auditorio están muy bien y vaya, en general muy bien. es además el campus mas grande de mi universidad aquí.

El regreso fue mas corto ya que usamos un autobús que nos llevo a la estación de tren de Footscray y de ahí a Flinders de nuevo, al hostal temprano para descansar. además notamos que la noche aquí empieza alrededor de las 5pm, hora a la que en este país, en esta época, se oculta el sol.

Conocimos a nuestros roomies, 2 coreanos y 1 alemana, nos dimos un baño y nos fuimos a dormir. caímos rendidos.

Respecto al hostal, es verdad que el primer y segundo día, tal vez el tercero también, nos costo un poco de trabajo adaptarnos, la falta de privacidad, el internet que no sirve bien y la incertidumbre sobre la seguridad que en realidad tienen tus cosas es difícil de superar, pero para este momento nos hemos adaptado muy bien a la vida en este lugar, de hecho la urgencia por encontrar otro lugar para salir de aquí tan pronto como sea posible ya desapareció, de hecho reservamos por una semana mas para tomarnos con mas calma la búsqueda de un departamento donde quedarnos el resto del semestre.

Hace poco nuestros 2 roomies coreanos, la alemana y otro sujeto que a mi parecer era un vagabundo ya dejaron el cuarto, y aunque ayer llegaron 3 britanicas (de buen ver), hoy en la mañana se fueron, sin embargo hace rato vi que había alguien nuevo en la habitación, así que ya también me estoy acostumbrando a conocer gente nueva muy seguido en este lugar.

estar en un hostal es una experiencia nueva para mi, desconcertante en un principio, pero ahora que ya estoy mejor adaptado lo estoy disfrutando mas. obviamente no es lugar para una estadía larga como la que planeamos para estudiar este semestre, sin embargo es una excelente opción para viajeros y gente que como nosotros, recién llega a Melbourne para buscar alojamiento permanente.

Además este hostal en particular, no es solo un lugar par dormir, hay muchos servicios para viajeros y gente como nosotros que son de mucha utilidad, como una pared dedicada a publicar empleos, otra viajes y actividades, juegos de mesa :P, y bueno, el hostal organiza actividades para los viajeros como fiestas los jueves, desayunos gratis los viernes, pasta para cenar los martes y otras cosas interesantes.

lo peor de este lugar es probablemente el internet, que aunque según la gente del hostal es solo cosa de este momento, falla constantemente, es como media hora online y 1 hora offline, en fin eso es un desastre en este momento. afortunadamente estamos a solo unos minutos de Federation Square, el hotspot gratuito mas grande de Melbourne a donde nos podemos ir a conectar sin esta clase de problemas. de hecho ahora estoy escribiendo esto offline esperando que al rato haya internet disponible y pueda publicar la entrada.

En fin, para viajeros, estudiantes deberían optar por esta opción si no quieren vivir en las villas de su universidad, (por cierto las de Victoria University están muy feas). y para turistas, si no quieren gastar mucho en hospedaje esta es la mejor opción, pueden estar en la mejor zona, en la mejor calle de todo Melbourne por solo 24 dólares australianos la noche.

Para quien le interese el hostal donde me hospedo actualmente es The Greenhouse Backpackers y esta es su Web Page para reservaciones y algunas fotos e información adicional.

Hay mucho mas que contar sobre como nos ha ido en este pais en estos primeros dias, pero lo dejo para el próximo episodio de Live from Australia.

Live from Australia Episodio 1 “El viaje”

julio 18, 2009

Guero y yo en San Francisco

Para los que sepan poco de geografía, Australia esta muuuuy lejos de México, y eso significa entre otras cosas un viaje muy largo y muy caro, pero, con la intención de hacerlo mas barato lo hicimos mas largo aun.

El boleto que compramos he de decir que fue bastante económico tomando en cuenta la terrible distancia, al rededor de $17,000 pesos mexicanos por el viaje redondo, pero eso tenia un precio horas de viaje escondido ya que nuestro itinerario de viaje empezaba en la ciudad de México y pasaba por San Francisco (aquí fueron 12 horas de espera), Los Ángeles, Sídney y llegaba finalmente a Melbourne.

Pero antes aun de todo eso, empezamos con un viaje corto de 2 horas desde la ciudad de puebla al aeropuerto internacional de la ciudad de México en Autobús, eso fue mucho mas cómodo que ir en coche y la verdad ese tiempo se paso bastante rápido.

En el Aeropuerto fuimos directo a donde se documenta el equipaje y tuvimos que pasar por unas cámaras que detectaran nuestra temperatura corporal, ya saben, por eso de la influenza, y una vez en el modulo los chequeos normales de visas, pasaportes y…. bueno, mi maleta tuvo sobrepeso por 2kg y le tuve que sacar algunas cosas, pero nada importante.

Saltándonos la parte aburrida de la espera y las despedidas, abordamos nuestro primer avión con destino a San Francisco, California.

Fue un viaje tranquilo, me pude dormir como 1 hora, el viaje duro aproximadamente 5 horas y en esos vuelos United no ofrece alimentos ni bebidas preparadas gratis, hay que comprarlos, cosa que por supuesto no hice. la película en el avión fue “Dragon Ball Evolution” y pasaron un episodio de “Two and a Half men” no vi ninguno.

Probablemente la estancia en San Francisco fue la parte mas divertida del viaje, ya que eran muchas horas de espera hicimos lo necesario para salir a conocer la ciudad. Para esto tomamos directamente en el Aeropuerto una especia de metro llamado BART que nos llevo hasta el puerto donde caminamos muuuucho, conocimos mucho, vimos Alcatraz, el Golden Gate (de lejitos eso si) y entramos a un centro comercial al aire libre muy pintoresco, en donde por cierto comimos una sopa de almeja muy rica, después de tanto caminar y ya cansados, emprendimos nuestro regreso al Aeropuerto pero no sin antes atravesar Chinatown, muy curioso por cierto.

Regresamos al aeropuerto y fuimos en búsqueda de contactos eléctricos para nuestras computadoras, cosa que encontramos en medio de un pasillo, así que como buenos vagabundos nos sentamos en el piso a echar el facebook, el chat y esas cosas con la muy rápida conexión a internet que nos ofrecía el aeropuerto de San Francisco.

El vuelo que siguió, con destino a los Ángeles fue muy corto, menos de una hora así que ni tiempo dio de echarse un sueñito, y a nuestra llegada a L.A. aunque nuestro vuelo se retraso ligeramente no tuvimos tiempo de hacer nada, abordamos casi de inmediato un Boeing 747 de United, el cual, por cierto, es el avión mas grande en el que me he subido.

Fue un vuelo de 15 horas con destino a Sídney, afortunadamente en ese vuelo si nos dieron de cenar, de desayunar y un snack, la comida no era especialmente deliciosa, pero era comida, y con el hambre y en medio del pacifico, cualquier cosa es buena. en ese maratónico vuelo fue que perdí un día de mi vida, es decir el 15 de julio no existio para mi y además viví una noche que duro muchas horas mas de lo normal.

En ese vuelo volvimos a disfrutar de Two and a Half men (el mismo episodio) y de Dragon Ball Evolution :S no las vi.

En Sídney tuvimos una muy corta espera, solo una rápida revisión de seguridad y de vuelta a la sala de espera a reabordar el mismo avión del que habíamos bajado.

Una hora después estábamos llegando a Melbourne, mi destino final. ya era de día y aunque dentro de las formas de migración declare que traía medicinas (en el mismo apartado que las armas de fuego) nadie me dijo nada y pase rápidamente. las maletas llegaron en orden a pesar de tanta conexión y finalmente fuimos recogidos por un hombre simpático que nos llevo al hostal donde vivimos hasta el momento en espera de encontrar un depa.

Así es como viajamos, para saber como vivimos en el hostal y otras cosas sobre nuestros primeros días no se pierdan el próximo episodio de Live from Australia.